DEMOLICÓN CON MÁQUINAS PROVISTAS DE BRAZO DE LARGO ALCANCE

La demolición de edificios es una tarea compleja que implica la eliminación controlada de estructuras a gran escala. Uno de los métodos más comunes para la demolición de edificios es el uso de excavadoras de largo alcance. Estas máquinas, también conocidas como excavadoras de brazo largo o de demolición, se utilizan para demoler edificios de gran altura y otros proyectos de demolición que requieren un mayor alcance. En este artículo, exploraremos la demolición de edificios con excavadoras de largo alcance, sus ventajas y desventajas, así como los desafíos y las precauciones que deben tomarse durante la demolición.

¿Qué son las excavadoras de largo alcance?

Las excavadoras de largo alcance son máquinas de construcción que se utilizan para la demolición y eliminación de edificios, estructuras y otras obras de gran envergadura. Estas excavadoras se diferencian de las excavadoras tradicionales en que tienen un brazo mucho más largo, que puede extenderse a varias alturas. Algunos de estos brazos pueden extenderse hasta 100 pies o más, lo que permite a los operadores alcanzar estructuras de gran altura y demolerlas de manera efectiva. Las excavadoras de largo alcance también pueden equiparse con herramientas especiales para la demolición, como cizallas hidráulicas y martillos hidráulicos, que les permiten cortar y triturar materiales resistentes.

Ventajas de las excavadoras de largo alcance para la demolición de edificios

Las excavadoras de largo alcance ofrecen varias ventajas significativas para la demolición de edificios. En primer lugar, la longitud del brazo permite a los operadores alcanzar estructuras de gran altura, lo que las convierte en una opción ideal para la demolición de edificios altos. Esto también significa que las excavadoras de largo alcance pueden realizar la demolición desde una distancia segura, minimizando el riesgo de lesiones a los trabajadores. En segundo lugar, estas máquinas son altamente precisas y se pueden controlar con una gran precisión, lo que las hace ideales para la demolición selectiva de edificios y estructuras. En tercer lugar, las excavadoras de largo alcance son capaces de manejar materiales pesados ​​y resistentes, lo que las hace efectivas en la demolición de estructuras de acero y concreto.

Desventajas de las excavadoras de largo alcance para la demolición de edificios

A pesar de sus ventajas, las excavadoras de largo alcance también presentan algunas desventajas para la demolición de edificios. En primer lugar, estas máquinas son costosas de comprar y mantener, lo que puede resultar en un costo significativo para los proyectos de demolición. En segundo lugar, las excavadoras de largo alcance pueden ser bastante voluminosas y requieren un amplio espacio para maniobrar, lo que puede ser un desafío en áreas urbanas densamente pobladas.

 

VENTAJAS DE LA DEMOLICIÓN CON MÁQUINAS DE LARGO ALCANCE EN TÉRMINOS DE SEGURIDAD PERSONAL

 

     1. Distancia segura:

La distancia segura es una de las ventajas clave de la demolición con máquinas de largo alcance. Estas máquinas, también conocidas como excavadoras de demolición de alto alcance, están equipadas con brazos extensibles que permiten a los operadores mantener una distancia segura de la estructura en demolición. Esto es especialmente importante en la demolición de edificios altos o estructuras peligrosas, donde el riesgo de caída de escombros es considerable.

Al operar desde una distancia segura, los trabajadores están protegidos de posibles lesiones causadas por el colapso de la estructura, caída de objetos o la liberación de sustancias peligrosas. También minimiza el riesgo de lesiones por golpes o atrapamiento que podrían ocurrir si los trabajadores estuvieran demasiado cerca de la zona de demolición.

     2.  Precisión mayor:

Las máquinas de largo alcance ofrecen una mayor precisión en comparación con otros métodos de demolición. Estas máquinas están equipadas con controles avanzados que permiten a los operadores manipular con precisión el brazo extensible y la herramienta de demolición, como un martillo hidráulico o una cizalla. Esto les brinda la capacidad de realizar golpes y cortes precisos en puntos específicos de la estructura.

La precisión en la demolición es fundamental para evitar daños innecesarios a estructuras adyacentes o infraestructuras subterráneas, como tuberías o cables. Al controlar con exactitud la dirección y el impacto de los golpes, los operadores pueden salvar la integridad de las estructuras y minimizar el riesgo de accidentes o interrupciones no deseadas.

     3. Menos trabajos manuales:

El uso de máquinas de largo alcance en la demolición reduce significativamente la necesidad de trabajos manuales intensivos. Esto tiene un impacto directo en la seguridad de los trabajadores, ya que se minimizan los riesgos asociados con la manipulación de herramientas pesadas y equipos peligrosos.

En los métodos de demolición tradicionales, los trabajadores a menudo deben realizar tareas físicas extenuantes, como el uso de mazos, palas, picos u otras herramientas manuales para derribar estructuras. Estas actividades pueden exponer a los trabajadores a lesiones musculoesqueléticas, como esguinces, torceduras o fracturas.

Sin embargo, al utilizar máquinas de largo alcance, gran parte de este trabajo manual se elimina o se reduce significativamente. Los operadores pueden manejar las herramientas de demolición desde la cabina de la máquina, lo que minimiza la exposición directa de los trabajadores a los riesgos físicos asociados con la demolición.

     4. Mayor visibilidad:

La visibilidad mejorada es otra ventaja importante de la demolición con máquinas de largo alcance. Estas máquinas están diseñadas con cabinas ergonómicas y acristaladas que brindan una visión. Las máquinas con equipos de largo alcance, están provistas de cámaras de gran resolución, que permiten al operador observar los detalles de las estructuras a demoler con gran precisión, y en tiempo real.